Una Vida en Suspenso

0
72



Cuando tenía 13 años, Omar tuvo que abandonar su hogar en Somalia por culpa de la guerra. Estuvo trabajando en Libia hasta que estalló el conflicto en 2011. Huyó cruzando la frontera al campo de refugiados de Choucha, en Túnez. Tenía 17 años.

En 2012 existen 170.000 refugiados en todo el mundo, como Omar, cuyas vidas están en suspenso mientras aguardan su reasentamiento en un país seguro. Sólo la mitad de ellos tendrá oportunidad de reconstruir su vida si los gobiernos no habilitan más lugares de reasentamiento.